Cómo sorprender a tu pareja en el Día de los Enamorados

candles-1645551_1280

Se acerca un día especial para aquellas parejas que quieren celebrar su amor. San Valentín está a la vuelta de la esquina y, sorprender al amor de tu vida, es más fácil de lo que te imaginas. Por este motivo, queremos darte algunas ideas para que tu pareja se quede sin palabras.

Ideas creativas

En los últimos tiempos, algo que se está empezando a popularizar es poner en práctica los regalos manuales. Puedes ir de compras y adquirir lo necesario para desarrollar una idea propia, creativa y llena de sorpresas. Hacerlo así puede suponer también un importante ahorro para tu bolsillo, al tiempo que ilusionas a tu pareja con algo inesperado e inusual. Por ejemplo, si se te da bien la cocina, te sugerimos preparar algún postre que puedas presentar en dos copas, como la tarta de tres chocolates.

banner QUOTY

También puedes crear un ambiente exclusivo y romántico: ve a buscar unas velas aromáticas e inciensos de feromonas, con los que despertarás los sentidos más íntimos de tu pareja. Prepara su plato favorito o encarga comida para llevar en el restaurante donde tuvisteis alguna cita importante. También puedes ambientar el lugar de la cena con pétalos de rosas secas, le darán un toque muy chic. Asimismo, puedes hacer un juego con ellas: realiza un recorrido desde la puerta hasta el lugar de la cena y, después, al lugar del postre para, finalmente, llenar la cama de estos pétalos y, si quieres, escribir algo con ellos.

 

Si, por el contrario, la acción es el motor principal de vuestra relación, puedes planear alguna escapada turística y rural con actividades deportivas en el campo o en la playa. Algo diferente y que hoy en día, gracias a las ofertas y cupones descuentos, puede salirte bastante económico.

Si hasta ahora no te han convencido las ideas que te proponemos, también sugerimos organizar una sesión de relajación con tu pareja. Reserva una noche en algún hotel con spa, incluso hay algunos que sus habitaciones poseen jacuzzi privados. Normalmente las sesiones de spa duran entre una hora y una hora y media, entre burbujas, saunas, baños relajantes de agua fría y caliente, aguas termales y sales minerales, la sensualidad está a flor de piel. Además, en muchas ocasiones estas sesiones de spa pueden ir acompañadas de masajes en pareja, a elegir entre relajantes, hawaianos, descontracturantes… Una buena opción para escapar de la rutina y reponer fuerzas.

En definitiva, San Valentín puede convertirse en un día muy especial para ti y tu pareja, simplemente ponle imaginación y piensa en algo que podáis hacer juntos teniendo en cuenta los gustos de ambos. Despierta la sensualidad y el erotismo y sorprende a tu pareja con los mejores regalos para este día señalado entre los enamorados.